LA HISTORIA DE NUESTRO NOMBRE DE MARCA…


Este post surge:

  • para contaros a los que no sepáis qué pasó con nuestra marca y el por qué del cambio de nombre.

  • como experiencia que pueda servir a otros emprendedores a la hora de bautizar con un nombre su proyecto.

Primer nombre:

Como sabéis nuestro proyecto comenzó en 2016 con el nombre de L´alkimia holos.

Por aquel entonces éramos 4 emprendedores ilusionados con la posibilidad de crear empresas saludables bajo una visión de gestión holística. Es decir, mejorar la rentabilidad de las empresas potenciando su capital humano.

Como todo proyecto empresarial, éste es un ente vivo. Por lo que es susceptible de cambios constantes, de altas y bajas por parte de sus integrantes, etc. Así

surgió nuestro primer cambio de nombre.

Una de las integrantes dejó el proyecto, llevándose consigo L´alkimia de nuestro nombre, ya que pertenece a su propio negocio.

Esto supuso, evidentemente, una reestructuración interna y como consecuencia, el reajuste de nombre correspondiente.


Segundo nombre:

Decidimos que Holos, seguía resonándonos como identidad y, además, reforzaba las bases de nuestra filosofía empresarial. Así que bajo esta premisa, comenzamos un nuevo branding de marca.

Durante este proceso, en el mes de octubre, organizamos un evento para presentar nuestra nueva imagen corporativa. La difusión del mismo fue tan efectiva, que conseguimos llegar a casi 3.000 personas.

Entre ellas se encontraba un profesional de nuestro sector. Éste contactó con nosotros para explicarnos que nuestro nombre ya estaba registrado por él y que además llevaba utilizandolo durante años. Imaginaros nuestra sorpresa e impotencia al comprobar que esto era así.

Por el bien de ambas partes, ahora debíamos cambiar de nuevo nuestro nombre, nuestra marca, nuestra identidad…

Cabe decir, que dicho profesional, tuvo un trato excelente para con nosotros. Incluso nos ofreció su ayuda en este nuevo rebranding, entendiendo el desajuste que esto nos suponía.

 

Muchos os preguntaréis, ¿no comprobásteis en su día que el nombre no estuviese registrado?…

¡SÍ lo hicimos!.

 

Comprobamos posicionamiento y marcas registradas. Pero en ese momento, no contemplamos la posibilidad de que, si eliminábamos una de las letras (siguiendo así sonando fonéticamente igual), esta otra opción sí estuviése registrada en la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas).


Tercer nombre:

Pues bien, comenzamos por tercera vez en menos de un año, la búsqueda de un nombre para nuestra marca.

Este proceso ha sido más duro, puesto que de repente sufres un cambio de identidad a la fuerza. ¿Cómo renombrarte si ya te sientes totalmente identificado con el que tienes?…

Tras días de búsqueda de opciones:

 

palabras que contuviesen un significado alineado con nuestro cometido,

con nuestra filosofía,

con nuestra esencia…

y que por supuesto esta vez, NO estuviese registrado,

redujimos las posibilidades a 3 opciones.

 

 

Así que decidimos servirnos de la tecnología.

Lanzamos un cuestionario online para conocer vuestra opinión, fuese cual fuese vuestro ámbito.

Y desde luego ésta, ha sido decisiva.

Nuestra sorpresa fue descubrir que, prácticamente desde el primer minuto, una de las opciones arrasó en votos.

Hemos de deciros que habéis reforzado la opción que más nos gustaba…

 


Resultado:

Nuestro proyecto ya se llama oficialmente…

 

¡Mil gracias por vuestra colaboración!

Esperamos que este testimonio pueda servir para todo aquel que estéis emprendiendo un proyecto o negocio. Tened en cuenta los pasos seguros y obligatorios, que hay que dar con el nombre de vuestra marca.

En el siguiente post os contaremos más sobre ‘eselia’…